¡Somos como una bodega del famoso Viejito Pascuero!  Todo esto en medio de nuestro pequeño pueblo de Rengo dándole aún más cercanía e historia a la empresa.

¿Se han preguntado, cómo surgió nuestra empresa Seigard? Nuestra querida Ilia siempre se interesó por el aprendizaje de los niños y su desarrollo. Le apasionaba enseñarle a los niños; comenzó en su hogar, llegando hasta China y Alemania, países donde pudo pudo nutrir sus habilidades e intereses, lo que la inspiró a formar lo que es Seigard hoy.

Para revisar la noticia completa haz click aquí.